Thursday, September 24, 2009

Mi dedo musulmán

.


Sales de tu casa, vas tarde y aunque eso ya es una norma más que una excepción, de vez en cuando te descubres echando unas corriditas para cruzar la calle, para atrapar al colectivo. Tienes sueño, hay un sol radiante, pero es de utilería, la primavera anda esquiva... y para hacerlo más interesante, tienes un dedo cortado al que le pusiste tantas vendas que parece que vistiera un pequeño turbante. Rebanadores de queso, be afraid.

El dedo se ve elegantísimo y te da risa, piensas que se hizo musulman y que llevarlo en alto así como lo llevas es un manifiesto en pro de la libertad de culto, pero su inhabilitación temporal te hace la persona más torpe sobre la faz del planeta; tu peinado está a medio hacer, tu abrigo a medio cerrar, tus habilidades se reducen a la mitad y todo el esfuerzo se dobla... ¿te has dado cuenta de todas las veces que uno se moja las manos al día? ¡son millones! ¿sabes lo incómodo que es tener un dedo que por su religión no puede mojarse?


Una vez en el colectivo, no buscas un playlist en el iPod aprietas cualquier botón para que simplemente suene, lo más simple, lo que menos pulgares requiera. El azar y Smashing Pumpkins te salvan la vida. Cherub Rock. Qué importante es tener el soundtrack adecuado para cada momento de la vida y estár dispuesto a dejarlo sonar y dejarlo hacer lo que mejor sabe hacer. En esto tu dedo y tú están completamente de acuerdo, a veces el shuffle just knows better y no hacen falta dos pulgares retráctiles para volverse a poner de buen humor... just freak out and give in :)

La lindísima ilustración es de Adrian Johnson, la canción de los Smashing, of course.



2 comments:

La pequeña comeflor said...

yo lo vi!!!! jajajajajjajajajajajajjajajajajaj coño eres la más ocurrente del mundo!!!!

A-nah! said...

Extraño al musulmancito :)