Tuesday, October 26, 2010

Für Paul

.




Jamás había querido tanto a un pulpo.
Ayer justo prometí esta foto porque me faltó en mi último post.
Hoy la pongo como un homenaje a Paulcito.

La noticia en el Spiegel, aqui.

.

2 comments:

german said...

pobre Paul, siempre tendrá un lugar en mi corazón que Paul II no podrá ocupar jamás :(

(ta bonito ese pulpo)

A-nah! said...

Todos los pulpos son bonitos y van al cielo :)