Sunday, May 9, 2010

Misceláneas del 2do domingo de mayo

.








Domingo tranqui. Segundo domingo de mayo y yo con madre a 8000 kilómetros (¿serán 8mil? la verdad es que siempre digo esa cifra y no tengo idea de si la digo por alguna razón). Domingo de sentir el minicalorcito del sol de otoño en el balcón mientras miro a mi arbolito (arbolito mascota como diría Charal) quedarse sin hojas, de trabajar viendo la séptima temporada de Project Runway y de comer ponquecitos como si no hubiera mañana, celebrando el día de mi madre.

Obsérvese en las fotos: mi arbolito, mis frasquitos con colores que hoy me di cuenta de que tenían un cierto sentido, yo en foto para mi madre, una tienda de cupcakes donde todo es dulce menos la mujer que atiende y mi hermoso ponquecito de miel y frutos rojos (el de chocolate no duró lo suficiente para ser fotografiado...¡yummy!).

Felicidades a todas las madres... ¡especialmente a la mía! <3

3 comments:

Dacita said...

"Todo es dulce menos la mujer que atiende"... jjaja eso viene con la franquicia. Y mira, 8.000 km si estuvieras en tierra del fuego, digo sho. Más o menos eso me echo con el atlántico de por medio para estar en Caracunya. Pero bueno, en Argentina hay un diario que se llama Barcelona... así que todo es posible. Y lo otro que quería decirte es que estás guapísima, mijita. M'agrada molt tu look, fui-fuiuuuuuuu! Galla! (yo)

Dacita said...

Ah, pasé y alimenté a tus fellow goldfishes... estaban hambrientos. A-Nah... para tenerlos en esas condiciones no se tiene a los animales. Alimenta a tus pescaítos.
Jujuju
Extraño mis domingos de la nada en Arábica.

A-nah! said...

Ay Daza vale, yo sí te quiero... ¿cómo voy a hacer para vivir aún más lejos de ti?

Si todo es posbile ¿has pensado en la adopción? ¿la mía? Ya casi no me despierto en la madrugada llorando :)

Ah y... ¿hay que alimentar a los pececitos for real? Yo maté Tamagotchis en tiempo record te aviso.

Extraño también esos domingos, Arábica, el latte doppio con formita de corazón, la conversa infinita dando vueltas sobre sí misma, el no hacer nada un domingo sin que se reviente la conciencia.

*Sigh*